Ambientación.
Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque laudantium, totam rem aperiam, eaque ipsa quae ab illo inventore veritatis et quasi architecto beatae vitae dicta sunt explicabo. Nemo enim ipsam voluptatem quia voluptas sit aspernatur aut odit aut fugit, sed quia consequuntur magni dolores eos qui ratione voluptatem sequi nesciunt. Neque porro quisquam est, qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit, sed quia non numquam eius modi tempora incidunt ut labore et dolore magnam aliquam quaerat voluptatem.
Staff.

Cap. America
Administrador
MP
PF

Iron Man
Administrador
MP
PF
Últimos temas
» TABLILLA SENSUAL
Miér Mar 04, 2015 10:20 am por Admin

» Busco a mi BFF Ginna Ainsworth ~
Miér Ago 21, 2013 10:35 am por Kenadee Vanna

» Elizabeth Salmon Hepburn
Miér Ago 21, 2013 6:44 am por Admin

» ● Registro de ocupación.
Lun Ago 19, 2013 2:15 pm por Elizabeth Hepburn

» ● Registro de PB.
Lun Ago 19, 2013 1:51 pm por Elizabeth Hepburn

» Hola! chica nueva por aquí (:
Lun Ago 19, 2013 7:07 am por Elizabeth Hepburn

» Aleksy S. Dobieslaw
Lun Ago 19, 2013 3:18 am por Anthea Callahan

» ● Registro de caravana.
Lun Ago 19, 2013 2:15 am por Aleksy Dobieslaw

» ● Registro del banco.
Lun Ago 19, 2013 2:15 am por Aleksy Dobieslaw

» ● Registro de nombre.
Lun Ago 19, 2013 2:14 am por Aleksy Dobieslaw

AFILIADOS.
Afiliados élite (0/28)
Hermanos (0/4)
Directorios (0/8)
Credits.
Skin hecho por Hardrock de Savage Themes. Ei nec sint utroque fabellas, in has minim honestatis, no mel verear senserit. Ne usu alia reformidans. Cu nec vide etiam noluisse, ex vix duis reque, ne modus dictas per. Maluisset vituperatoribus no usu, justo audire interpretaris vix ut. Sonet quaeque per et. Odio offendit eos et, eu vis vidisse eripuit commune. Omnes oratio indoctum et sit, te mazim delicatissimi mei. Modus fuisset per ne. Malis eloquentiam disputationi an sed, ea eam habeo elaboraret. Ut eos tantas nostro necessitatibus, voluptua gloriatur disputationi id vis. Tation convenire no vis, liber dolorum consulatu has te, te sumo meis fabulas his. Quo ea vocent eruditi definitionem.

#Zayn J. Zuhair.

Ir abajo

#Zayn J. Zuhair.

Mensaje por Admin el Dom Jun 02, 2013 6:16 am



Zain J. Zuhair




  • Nombre: Zain Javadd Zuhair.
  • Apodos: Za, Zayniboo.
  • Edad: 20 años.
  • Habilidad: Malabarista.
  • Sexo: Masculino.
  • Avatar: Zayn Malik.




Datos generales del personaje.


Ocupación: Malabarista.

Lugar de nacimiento: 12 de enero de 1993. Bahawalpur, Pakistán.

Nacionalidad: Pakistaní.

Familia: Yasir Ahmem Zuhair; padre. 43 años. Paleta de obras. Nació el 22 de agosto, en Bahawalpur, Pakistán.
Patricia Elizabeth Army; madre. 41 años. Pastelera. Nació el 5 de octubre, en Doncaster, Inglaterra.
Doniya Zaida Zuhair; hermana mayor. 22 años. Estudiante de tecnología en Nueva York.
Waliyha Areej Zuhair; hermana menor. 18 años. Estudiante de bachillerato en Nueva York.
Safaa Azad Zuhair; hermana menor. 8 años. Estudiante de primaria en Nueva York.

Estado civil: Soltero.

Orientación sexual: Heterosexual.




Descripción física.



Se podría decir que Zayn es uno de los chicos más normales que puedes encontrar, al menos, físicamente. No tiene nada que lo diferencie de los demás, o al menos eso dice, aunque en personalidad sea totalmente lo contrario. Es alto, midiendo así un metro ochenta y dos, le encanta ser tan alto, porque puede meterse [en broma] con todos aquellos que sean más bajitos que él. Su cuerpo en general también es normal. En invierno puedes verlo más gordito porque lo único que hace es comer, dormir y no moverse para nada en todo el día. En cambio, en lo que comienza el calor, siendo así primavera y verano, comienza a moverse más, más que nada porque como hace calor, quiere pasearse por la playa sin tener que avergonzarse de tener algunos kilos de más.

Su pelo, un poco largo pero tampoco exagerando, es de color castaño oscuro o negro, dependiendo de la luz que le dé, y anteriormente tenía un mechón rubio teñido por la parte del flequillo, el cual se quitó porque no le gusta tener siempre lo mismo. Ojos de un color castaño claro, miel, pardo, una mezcla entre los oscuros de su padre y los verdes de su madre, como uno quiera decirles, depende de cómo te mire, puede llegar a intimidarte, pero no es como para tener miedo de mirarle a los ojos. De vez en cuando lleva sus gafas negras, ya que no tiene muy bien la vista y padece miopía desde los siete años y medio, pero es muy poco probable verle con ellas puestas. Tiene la piel morena, y sólo por eso uno ya puede dudar en si es o no británico, y todo porque se parece más a su padre, el cual es de origen Pakistaní. Tiene la piel cubierta de varios tatuajes que él considera graciosos e incluso estúpidos. Tiene varias cicatrices en los brazos, espalda y estómago, debido a la cantidad de peleas que ha tenido y él también ha sido afectado.
Zayn:
Tatuajes:



Descripción psicológica.



Es... Indescifrable. Es la palabra más cercana que existe para poder describirle con exactitud. Suele ser un chico de muy pocas palabras, te mira y no dice nada, pero sin embargo, sonríe como si escondiera algo que no quisiera que sepas. La gente puede pensar que por su comportarmiento cuando se siente libre lo hace tonto, pero no tiene ni un sólo pelo de ese adjetivo. Es inteligente, no lo muestra, pero realmente lo es. Sabe lo que quiere de la vida, lo suyo y poco más, vive la vida como debe a su edad para no malgastarla a pesar de las grandes responsabilidades que tiene.

Le gusta sentirse libre, sin ataduras; reza para que le digas algo y te haga caso, serás de los pocos que estén en su lista de gente a la que tiene que obedecer. Al inicio es serio, reservado, tranquilo, hasta llegar a pensar que Zayn es una persona déspota y antisocial. Es esquivo con la gente que no le interesa o los evita por razones que sólo él puede llegar a considerar lógicas. Se tiende a mostrar así porque no todas las personas son de su interés y pocas llegan a quedarse en él. Una vez que toma la confianza suficiente o ya han pasado diez minutos desde que lo conoces y le caes bien, se muestra un poco diferente. Conversador; siempre con algo bueno que decir, divertido, menos serio y frío...

Nunca te hará saber que te aprecia a menos que te lo merezcas o simplemente te quiera muchísimo porque sí. No es el tipo de chico que piensa que la vida es como una comedia romántica, sabe que lo que hay y cuando tiene que utilizarlo. Confiado en sí mismo, fuerte, asertivo, una de las personas más, y sin exagerar, egocéntricas que puedes llegar a encontrar. Lleno de recursos y decidido, puede llegar a ser orgulloso, dominante, y por su puesto, muy, pero que muy borde. Es muy sobre protector, si tiene razones para defenderte, lo hará, aunque tenga que enfrentarse a algo o alguien mucho más grande que él.

Es el tipo de chico que aunque parece que confía en la gente, no lo hace del todo. Por mucho que te conozca, siempre desconfiará, aunque sea una pequeña parte, de ti. Conoce a demasiada gente que durante toda su vida sólo se ha dedicado a hacerle daño por todos y cada uno de sus defectos, pero con el tiempo, a sabido asumirlos y ahora se siente orgulloso de ser quien es y todo lo que tiene y deja de tener. Ha sido un chaval que desde muy pequeño ha sido víctima del bullying por todo lo que la gente veía de él. Su cultura, religión, aspecto físico, acento al hablar, han sido varios motivos por los que durante toda su vida lo haya sufrido.

Es imparable y lo sabe. Si quiere algo lo consigue y ya puedes intentar decirle que no. Es testarudo como nadie y a pesar de todo lo que ha perdido por eso, no se arrepiente. A aprendido a que si respetas, te respetarán y que las cosas no se arreglan a violencia. Era un completo blando, se metían con él y nunca hacía nada, pero llegó un momento en el que se hartó y pensó que los golpes serían su única salida de esos terribles momentos. Todavía no se arrepiente de haberse peleado con todas aquellas personas, a pesar de que en el centro de menores lo pasó muy mal.




{# Historia #}



Todo comenzó con el día en el que Patricia, su madre, tuvo el valor de decirle a su marido que volvía a estar embarazada. Ambos estaban contentos, ya que lo que buscaban, era que la pequeña Doniya, con sólo dos años de edad, tuviera compañía. Todo fue normal, los nueve meses fueron perfectamente y el parto también. Nada de lo que preocuparse. Cualquiera que conocía a la familia, podía decir que los cuatro estaban mejor que nadie en el mundo, a pesar de que no tenían mucho dinero. La cosa mejoró incluso cuando, dos años y tres meses después del nacimiento del chico, viniera al mundo otra chica; Waliyha. Esa, en teoría, iba a ser la definitiva.

Con dos años y casi tres, comenzó la guardería en Bahawalpur. A él casi todo le costaba. En casa había aprendido a decir cuatro cosillas, pero no era suficiente para los demás niños de la guardería. Mientras los demás hablaban con un nivel de fluidez mayor que el de Zayn, él prefería quedarse callado y aprender antes a diferenciar bien las cosas para no equivocarse. Esos niños habían "aprendido" a decir cosas que no tenían sentido, y él sólo buscaba hacerlo todo bien. Con cuatro años comenzó la primaria. Ya sabía lo que decía y no tenía problemas para hacer las cosas, aunque era un completo torpe. Era muy inteligente y lo mostraba en clase, así que los demás lo tachaban de superdotado y lo dejaban de lado siempre, sólo por la envidia de, quien había comenzado siendo el "tonto", estaba ya más avanzado que los demás.

Siete años y seis meses. Se enteró de que su madre volvía a estar embarazada y eso le alegró. Saber que iba a haber un miembro más en la familia. Durante todo el tiempo, deseó que fuera un niño con el que pudiera jugar a la pelota, pero llegó otra niña, y aunque pasara la mayoría del tiempo rechistando, se dio cuenta de que no se podía hacer nada y aceptó que su nueva hermana era un encanto. La defendía de todo, le intentaba enseñar de muy muy pequeña todo lo que sabía para que no sufriera lo que él había sufrido en la guardería, pero le avisaba de que no se volviera inteligente, porque la dejarían de lado, como a él le habían hecho. Él era tan inocente...

Con doce años comenzó la secundaria. No fue una época fácil. El primer año estaba acompañado por los mismos que le habían hecho la vida imposible en el colegio. Fue ahí cuando se enteró de cual era el problema. Él nunca había llegado a pensar la diferencia que había entre él y los demás. Lo entendió todo cuando recibió el primer insulto hacia su madre. Investigó todo lo que pudo, haciendo preguntas, y al final, terminó dándose cuenta; su madre no era musulmana, lo que hacía que los demás le tuvieran odio a esa familia. Se metían también con su físico porque a decir verdad, estaba bastante gordito. Sin querer que la cosa siguiera, hizo todo lo que pudo para cambiar tanto física como psicológicamente, para que los demás estuvieran a gusto. Un completo error, que al final, le dejaría marcado.

Catorce años y medio. No sabe cuando ni por qué, probó su primer cigarro, aunque siempre decía que no lo volvería a hacer. Sus padres, tras una larga conversación, reunió a los cuatro pequeños en el salón, para contarles que se marchaban. Se estaban dando cuenta de todo lo que ya no sólo Zayn sufría, sino que las demás chicas, también. Dejarían atrás ese pueblo, e incluso, el país, para comenzar una nueva vida. Todos juntos decidieron dónde marcharse, y después de pensar una gran cantidad de lugares, Patricia pensó que Gran Bretaña sería genial. Allí había nacido ella, y de esa forma, podría estar más cerca de los demás familiares y al fin, podrían conocer a los niños. Llegó el día y, sin despedirse de nadie, Zayn y su familia se fueron de allí, posiblemente, para siempre.

Quince años. De un año para otro había hecho un cambio totalmente brutal. Lo que había llegado a ser un chico de piel morena hecho una bola bajita y que casi no se veía, pasó a ser más alto, bastante más delgado, fuerte, con más personalidad. Eso le dio mucha ventaja con todo, pero cambió, y mucho. De ser un blando pasó a ser el típico borde que no se dejaba pisotear por nada, y en un momento de chulería con sus amigos, volvió a tocar los cigarros, y esa fue su perdición. Lo que era dar un par de caladas cada muchos días, pasó cada vez a más, hasta llegar al vicio completo. Se hizo su primer tatuaje por un reto, y cómo anteriormente había pasado, prometió no volver a hacerse ninguno. Seguía cambiando, y con sus cambios, llegó lo peor que pudo pasarle.

Había pasado de tener un simple tatuaje a estar prácticamente lleno. Su antebrazo derecho, pecho, nuca... Él casi nunca cumplía lo que prometía. Se peleaba con la gente por todo, recibió varias denuncias por violencia, pero le daba completamente igual. Su madre no quería eso para su hijo, lo normal. Le avisó varias veces, pero él ignoraba. El último aviso tampoco le fue muy importante, pero fue el caso en el que se pasó completamente de la raya. Le rompió el brazo a uno de sus compañeros de curso, y tras la denuncia, su familia pensó que sería mejor dejarlo todo atrás y marcharse de nuevo, pero sin él. Había sido ingresado en un centro de menores, y allí, las cosas sólo empeoraban.

Diecisiete años y cuarto. Posiblemente, uno de los peores días de su vida, fue cuando se enteró de que su abuelo, por parte de padre, había fallecido. Fue un ataque muy fuerte para él, ya que le tenía un cariño incalculable. Consiguió superarlo más rápido de lo que se creía posible. Seguía con sus tonterías de niño chulito y estúpido. Se llevó más de un golpe, y en sus tiempos aburridos, se entretenía con tres pelotas de goma que tenía para desestresarse. Jugaba a tirarlas a la pared para que rebotaran, y un día, intentando probar algo nuevo, le dio por probar el malabarismo. Tenía mucho tiempo libre, por lo tanto, mejoró bastante, y cada poco tiempo, añadía más cosas que hacer relacionadas con el malabarismo.


Dieciocho años. Antes de cumplirlos, decidieron perdonarle los dos meses que quedaban y así no tener que traspasarle a la cárcel. Salió de aquél infierno, y realmente, estaba solo. Su familia se había marchado, no sabía dónde, no se dignaron ni a dejarle una nota en casa, la cual, estaba medio destruida. Claro, se sintió solo, pero ya era mayor de edad y podía valerse solo. Decidió parar en las calles más llenas y utilizar lo que había aprendido sobre el malabarismo para ganarse unas monedas. Con frutas, pelotas pequeñas... Para él cualquier tipo de material manejable era perfecto para eso. Así pasó el año, no era muy cómodo estar todo el día parado, haciendo lo mismo, pero mejoraba y sabía hacer más cosas, lo que le hacía realmente habilidoso. Eso le hizo pensar que valdría para estar en algún circo, ya que no tenía estudios suficientes ni nada parecido como para poder trabajar de verdad.

Un día, haciendo lo mismo de cada día, alzar siete pelotas de tenis al aire y hacer burbujas gigantes, una mujer le habló. Obviamente, la escuchó, ya que no tenía nada mejor que hacer y ese día no había mucha gente. Ella le había encontrado un talento, y él ni tan sólo se lo creía. Pero en cuanto le ofreció el trabajo en el circo, él aceptó, sin más. No es que fuera muy majo con los demás, ya que era un borde, pero si había gente que le impresionaba de verdad.



{# Datos extras #}


Es una persona con problemas de ansiedad. Si se pone muy nervioso le cuesta mucho respirar. Por eso, siempre lleva un inhalador encima. Además, padece taquicardia. Es el tipo de persona que se hace tatuajes a lo tonto, ya que los adora. Tiene el nombre de su abuelo, "Walter", tatuado en letras árabes en su pecho. Una hoja de helecho detrás de su cuello. Esa hoja es el símbolo de la buena suerte en Nueva Zelanda. Una mano con los dedos cruzados en su antebrazo derecho. Significa buena suerte. Un micrófono en el antebrazo izquierdo. El símbolo del Yin y el Yang en su muñeca izquierda. Una carta de póquer en el lateral derecho de su abdomen.

Un corazón en la parte derecha de su estómago. Antes en esa zona tenía un símbolo chino que significaba “nacido con suerte”, pero lo cambió al corazón varios meses después. La frase “ser fiel a lo que quieres”, en árabe, en su clavícula izquierda. El número 9 en su antebrazo derecho, número que siempre le ha dado mucha suerte y una explosión de color negro que en el centro lleva escrito "ZAP!", de color amarillo. Un montón de calaveras en su antebrazo derecho. Otra calavera en su hombro izquierdo, y otra más en el derecho. Unos labios con alas, representando a su hermana pequeña. Tiene las orejas decoradas con dos pendientes y, además, en la izquierda, un piercing en el cartílago superior.

Fuma desde los quince años, y aunque ha estado intentando dejarlo, se ve totalmente incapaz. Lo que más ama de si mismo es su pelo. Tiene poliosis, es un mechón naturalmente de color blanco, el cual tiñe para que no se note. Mucha gente sabe de su existencia, ya que muchas veces, lo deja tal cual, aunque no le guste. Se lo tiñe de negro o rubio, depende de la vena que le dé. Ama la música como a nada, sabe cantar y tiene buena voz, además, sabe tocar la guitarra. Se cuida más de la cuenta, no soporta verse ni muy delgado ni muy subido de peso, por eso hace ejercicio siempre que puede.

Sabe hablar inglés, urdú, hindú y árabe. Además, tiene problemas mentales a nivel de memoria; le cuesta mucho recordar las cosas, es como si nunca hubieran pasado, lo que le causa muchos problemas con la gente. Nadie, a parte de él y su familia, lo saben.

Copyright Little Wonka © All rights reserved


Última edición por Zayn J. Zuhair el Mar Jun 25, 2013 6:22 am, editado 1 vez
avatar
Admin

Relación : Capricornio Mono
Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 02/06/2013
Edad : 25
Localización : M. C. ~

Hoja de personaje
Apodos: Za, Zayniboo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: #Zayn J. Zuhair.

Mensaje por Anthea Callahan el Mar Jun 25, 2013 6:15 am

FichaAceptada.
avatar
Anthea Callahan
Admin

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 26/05/2013

Ver perfil de usuario http://midnightcrol.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.